Microsoft tira la toalla con Edge y empieza un nuevo proyecto basado en el motor de Chrome

Microsoft tira la toalla con Edge y empieza un nuevo proyecto basado en el motor de Chrome

2018-12-04T13:15:18+00:00

AndroidTR dispone de un sistema de lectura de entradas automático, pulsa "Reproducir" y alguien leerá por ti. Si no funciona o tienes alguna duda, pulsa aquí.

Edge podría tener los días contados tal y como lo conocemos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on RedditEmail this to someone

Quizás te preguntes qué es Edge o te sonará de pasada. Edge es el nombre del navegador que usas para descargar Chrome o Firefox en tu ordenador nuevo o tras formatear Windows 10. Puede parecer un chiste pero lo cierto en que en muchos casos es una situación real, llegando al punto de que Edge nos mande mensajes para que le demos una oportunidad a este navegador. Microsoft parece haber tirado la toalla y podría estar trabajando ya en un nuevo navegador con lo mejor de Chrome.

El aviso lo da Windows Central y ya han aparecido nuevas informaciones que apuntan a ingenieros trabajando actualmente en este nuevo proyecto. Este nuevo proyecto se basaría en Chromium y supondría el abandono de Edge tal y como lo conocemos. Edge, que prometía ser más rápido y seguro, nunca llegó a tener el éxito que Microsoft desearía y esto forzaría dar este paso por parte de Microsoft.

El nuevo Edge, o como quiera que Microsoft decida bautizarlo, se basa en Chromium, una base que Google Chrome y otros navegadores también poseen. La principal diferencia entre Chromium y Google Chrome se encuentra en todos los plugins y código propietario que Google añade para diferenciarse del resto de navegadores, algo que Microsoft también tendrá que hacer si quiere diferenciarse de la competencia.

 

El fin de la incompatibilidad.

Aunque pensemos que una página web se carga de igual forma usemos el navegador que usemos, lo cierto es que según nuestra elección puede cambiar nuestro resultado final, generándose así algunos problemas de incompatibilidades.

 

 

Si tomamos como referencia que el navegador más usado por los usuarios es Chrome, esto nos hace llegar a la conclusión de que gran parte o incluso la totalidad de las páginas web están pensadas para renderizarse bien en este navegador. En el caso de Edge, menos usado, la cosa cambia. Es aquí donde se encuentra el principal problema entre los distintos navegadores y es por ello por lo que la apuesta de Microsoft por usar una base común puede terminar, teóricamente, con algunas incompatibilidades a la hora de navegar por internet. Todo esto dependerá obviamente de los “añadidos” que Microsoft haga a Chromium para su nuevo navegador.

 

Fuente – Windows Central.