AndroidTRGoogleNoticias

Los peores anuncios de 2016 eliminados por Google

De una u otra forma, los anuncios de Google están presentes en la vida diaria de la mayor parte de las personas. Desde aplicaciones en Android a páginas web, aunque son muchas las empresas que se dedican a publicidad, en muchas ocasiones los desarrolladores optan por aquello que más conocen. Sabiendo la importancia que esto tiene ¿cómo ha sido el año 2016 para Google y sus anuncios?

Publicidad

En un ejemplo de transparencia, Google ha publicado los resultados del pasado año. Concretamente, las conclusiones sobre anuncios fraudulentos. Aunque podamos ser más o menos conscientes de este tipo de publicidad, sigue existiendo mucha gente que termina siendo engañada con ella mediante algún tipo de trampa.

De no ser controlado, esto no haría más que empeorar lo que los usuarios piensan tanto de internet como de los proveedores de anuncios. Para luchar con este tipo de reclamos publicitarios menos honestos, Google pone todo su esfuerzo en analizar y clasificar la publicidad que llegará a los usuarios consumidores de contenido.

 

Vía – Google

 

1.7 billones de anuncios violan las políticas de Google en 2016.

Esta increíble cifra supone el doble de la del año 2015, es decir, los anuncios fraudulentos bloqueados por Google en el año 2016 han multiplicado por dos la cifra del año anterior. Esta cifra es fruto de los esfuerzos y mejoras que Google ha implementado para conseguir reducir la tasa de anuncios que llegan a los consumidores.

 

Una de las medidas que nos indican es la prohibición de anuncios cuyo contenido sea “Préstamos de día de pago (Payday loans)”, un tipo de préstamos que Google considera fraudulento por contar con altas tasas de interés que no podrán llegar a ser abonados por los usuarios. Todo un ejemplo de honradez.

Otro tipo de anuncio que han intentado bloquear son los típicos anuncios donde se incita al usuario a hacer clic para conseguir algo. Son un tipo de anuncios que claramente engañan al usuario puesto que lo único que conseguirá será instalar software malintencionado en su equipo o algo peor. De esta lucha de Google ya os habíamos hablado anteriormente y de cómo se ha creado un equipo de personas sólo para luchar contra ella.  En total, de este tipo de anuncio, Google ha conseguido parar 112 millones. Esto son seis veces los resultados obtenidos en este tipo de anuncio en 2015.

 

Otros malos anuncios.

Si los dos tipos de anuncios anteriores no os parecen suficientes, Google nos indica una serie de modelos de anuncios que se han visto forzados a detener. Aquí os los describimos por si tenéis curiosidad de saber cuáles son las trampas que usan para hacernos pinchar en la publicidad.

Productos ilegales. Seguro que en algún momento de vuestra vida habéis entrado en una página donde, a modo de farmacia, han intentado venderos de alguna forma un determinado producto ilegal en vuestro país. Otro ejemplo en esta categoría son los anuncios fraudulentos sobre páginas de juego que no cumplen ningún tipo de normativa regulatoria.

Anuncios engañosos. Uno de mis favoritos. Se trata de anuncios que mienten al usuario con el fin de que pinchemos en ellos para obtener una respuesta. Se trata de algo como “comprueba que no tienes esta peligrosa enfermedad”, donde, un usuario ingenuo buscando sus síntomas en Google dará clic sin pestañear.

Anuncios en el teléfono. Seguro que si has visitado alguna página en tu teléfono, alguna vez, sin comerlo ni beberlo has aparecido misteriosamente en el Google Play para descargar una aplicación que no conocías. En realidad no es magia ni una recomendación de Google, sólo es mala publicidad.

Los anuncios que intentan engañar al filtro de Google. Hecha la ley hecha la trampa. Una vez estos presuntos estafadores saben que van a ser bloqueados por no cumplir con la normativa de Google, intentan agudizar el ingenio con el objetivo de saltar los controles que Google impone. Este sin duda será el responsable de que terminemos viendo ciertos tipos de publicidad a pesar de existir un filtro previo.

 

Estos son solos unos cuantos de los muchos tipos de anuncios con los que Google tendrá que lidiar día a día. Los anuncios suponen una gran cantidad de ingresos para la empresa por lo que seguro que estarán contentos de tener que realizar tanto trabajo para detener aquellos anuncios indeseables con el fin de mejorar la calidad del servicio.

 

Vía – Google Blog.

 

Etiquetas
Contenido relacionado

Cristian Do Carmo Rodríguez

Redactor, apasionado de los wearables y de todo lo que consuma electricidad en busca siempre de la noticia más interesante y original.

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar