Crosscall Action-X3, un móvil para ir al fin del mundo

Crosscall Action-X3, un móvil para ir al fin del mundo

2018-04-09T16:50:08+00:00

AndroidTR dispone de un sistema de lectura de entradas automático, pulsa "Reproducir" y alguien leerá por ti. Si no funciona o tienes alguna duda, pulsa aquí.

Analizamos el smartphone todoterreno de la compañía francesa Crosscall
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on RedditEmail this to someone

Crosscall es una compañía centrada en terminales para gente de la calle, pero sodo, fijándose en las necesidades de aventureros y deportistas extremos. Sus modelos anteriores ofrecían diferentes características para solventar los posibles problemas que pudiéramos sufrir en diferentes entornos. Con este Action-X3, además, han querido ofrecer a sus usuarios las ventajas de un móvil resistente con uno adecuado para el uso diario, veremos si lo han conseguido.

 

Gente torpe o aventurera, este es vuestro smartphone.

Estamos ante un terminal que por precio y especificaciones lo situaremos en una gama media que destaca en algunos detalles que no esperábamos, centrando el grueso de sus especificaciones en ofrecer un buen rendimiento y una autonomía envidiable. Aunque en otros sí que cojea como ya veremos a continuación.

 

A continuación os mostramos los detalles del terminal:

 

Procesador Qualcomm Snapdragon 430
Pantalla 5 pulgadas IPS
Resolución 1280×720
RAM 3GB
Memoria 32GB y ampliable vía microSD hasta 128GB
Software Android Nougat 7.1.2
Cámaras Trasera de 12MP con enfoque automático PDAF y Zoom digital X8, cámara frontal de 5MP
Batería 3500mAh
Resistencia IP68
Conectividad USB-C 2.0,NFC, Radio FM, GPS, Glonass, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, Wi-Fi Direct, Doble SIM y tecnología X-Link

 

Una vez vistas las especificaciones pasaremos a desgranar cada uno de los puntos que consideramos esenciales para explicar nuestras sensaciones con el terminal.

 

Un diseño pensado para resistir que se hace cómodo.

Cuando ves por primera vez el terminal ya sabes que estás ante un terminal hecho para aguantar lo que sea. Los marcos son pronunciados, pero tenemos que recordar que están pensados para proteger al terminal de impactos importantes, por lo que el diseño tiene que ponerse al servicio de la durabilidad.

 

 

Cuando nos enseñaron por primera vez este terminal, como anécdota nos contaban que uno de los directivos de Crosscall sufrió un accidente de coche muy grave en el que el terminal salió despedido por el impacto y fue arrastrado bajo el coche a lo largo de varios metros. A pesar de la gravedad del impacto el terminal seguía siendo funcional a pesar de tener media pantalla partida, lo que permitió su uso para que se pudiese llamar a urgencias. En un principio puede parecer algo exagerado lo que os acabo de contar, pero mientras nos contaban esto uno de los chicos de la empresa, nos contaba que en las ventas realizaba alguna bromas a sus posibles compradores tirando su X3 contra el suelo o golpeándolo contra el canto de la mesa con fuerza para demostrar su resistencia, sobra decir que también nos lo hizo a nosotros y consiguió darnos algún que otro susto.

 

Si hay algo que me sorprendió es que aunque el terminal pese 213g se hace muy cómodo a la mano ya que el peso está bien repartido y sus dimensiones no se hacen difíciles de manejar (152,5x79x12,5mm). Obviamente no puede competir con diseños más específicos, pero creo que no hace falta reiterar el propósito de este diseño.

 

 

Mencionar que en la sección de los puertos, tenemos el jack de 3,5 mm en la parte superior del terminal mientras que en la inferior tenemos la toma del USB-C, ambas tienen tapas de goma para mantener la estanqueidad y sobretodo para protegerse de posibles impactos en estas zonas. En la parte trasera tenemos el altavoz que está protegido por una malla metálica, la cámara y el flash LED y la conexión X-Link, que es un sistema de transferencia de datos muy rápida mediante el acoplamiento imantado que ha desarrollado la compañía. En el canto derecho tenemos los botones de volumen y abajo resaltado en rojo y rallado el de la cámara, mientras que en el otro lado tenemos el de encendido, la verdad es que la disposición está bien pensada.

 

Hay un factor, en el que uno al principio puede no darse cuenta pero es que este terminal puede cambiar la forma de relacionarte con tu smartphone, me considero una persona muy cuidadosa con mi móvil, apenas se me habrá caído mi Nexus 5X dos veces desde que lo tengo, esto es por tener mucho cuidado de donde lo pongo y ponerle fundas resistentes. Con el Action-X3 esto no es necesario, hagas lo que hagas el terminal va a aguantar, durante el tiempo que lo he tenido he sentido la tranquilidad de poder apoyarlo donde sea y despreocuparme si podía no estar en el mejor sitio para no caerse. Si somos una persona con predisposición a que se nos caiga nuestro móvil este terminal está diseñado para nosotros.

Por último decir que en la caja viene el terminal, el cargador del smartphone, un soporte para la bici llamado X-blocker, unos cascos in-ear y una correa para llevarlo colgado.

 

Una pantalla estupenda para verla al aire libre.

Tenemos un panel IPS de 5 pulgadas bastante bueno, la interpretación es muy acertada y el brillo es perfecto para poder usar el terminal al aire libre en días muy soleados. Ciertamente la resolución HD se nota si estás acostumbrado a un panel FullHD pero quizá hubiera afectado en la autonomía así como en el rendimiento, que ya os contaremos más adelante. Mencionar además que tendremos protección Gorilla Glass 4.

 

 

Únicamente quiero hacer una puntualización que me ha dejado un sabor algo regular, como dije, tenemos un nivel de brillo más que aceptable sobretodo en exteriores, el problema es del brillo máximo al mínimo apenas hay variación. Esto supone que si usas el terminal a oscuras puede ser demasiado intenso, por lo que se echa en falta una mejor calibración.

 

Un rendimiento sorprendentemente bueno.

Al ver las especificaciones, uno puede pensar que con un Snapdragon 430 quizá se quede algo justo el rendimiento, sin embargo ya os digo que para nada. El terminal va muy fluido en las tareas que le hemos exigido y moverse en la multitarea, maps o bien navegar en redes sociales es algo muy cómodo. Desde AndroidTR valoramos muy positivamente que un terminal tenga una capa de personalización poco intrusiva y es que en Crosscall apenas han tocado nada, el terminal es prácticamente Android stock, lo que sumado a una resolución HD y 3GB de RAM hace que el terminal no tenga ningún problema.

 

Mencionar que tenemos una aplicación de Crosscall para conocer las diferentes condiciones que nos rodean (presión, altitud, brújula, etc), no deja de ser una curiosidad útil para algunas situaciones, en cuanto al sistema nos ocupa 8,94 de los 32GB que trae el terminal.

He querido forzar al terminal acelerando las transiciones y probando a cambiar rápido de aplicaciones o con juegos exigentes y no puedo ponerle ninguna queja. Le he instalado el Asphalt 8, la versión Xtreme y el Heartstone entro otros para ver como iba, la verdad es que se ha manejado sorprendentemente bien y sumado a una buena batería hace que sea un terminal con el que podremos jugar durante largo rato. Además, gracias a su diseño no he notado que el terminal se calentase apenas, después de llevar mucho rato jugando y usándolo sin pausa.

 

Un sonido más que decente.

Ha sido una grata sorpresa lo bien que suena el terminal, su altavoz está situado en la parte trasera, su tamaño es bastante pequeño y bien protegido para evitar cualquier daño de impactos. La verdad es que suena muy bien y tiene bastante potencia por lo que poner música mientras haces tareas o ves contenido es genial, además el diseño impide que se obture si lo apoyamos en una superficie.

La única puntilla que se le puede poner es que si lo ponemos al máximo, en alguna ocasión he notado alguna pequeña distorsión o petardeo aunque nada que se pueda notar a menos que seamos buenos audiófilos. Con situar el volumen un punto por debajo del máximo este problema desaparece por completo y se sigue oyendo muy elevado por lo que poca queja tendremos.

 

 

Mención especial a los cascos de la compañía, tenemos unos cascos in-ear que funcionan realmente bien, su cable está hecho para que no se enrollen lo que hace que sea cómodo llevarlos en el bolsillo y sacarlos rápidamente para usarlos. Vienen con varios cabezales para elegir el que mejor se ajuste a nuestra oreja, en mi caso uso los más pequeños siempre y aislan muy bien del ruido externo. Además se oyen de maravilla o me ha sorprendido lo bien que se oyen los bajos, el sonido es de buena calidad y no hay distorsiones por lo que no tenemos ninguna pega que ponerles.

 

La autonomía no es un problema.

Es uno de los aspectos más agradables que podemos encontrar en un terminal ya que resulta incómodo tener que estar pendiente continuamente de la batería de nuestro móvil. En nuestro caso, hemos conseguido llegar a los dos días de uso no siendo especialmente comedidos, teniendo en cuenta que el GPS estaba conectado junto con el bluetooth y el brillo en modo manual a la mitad no tengo ninguna queja. Si todos los terminales tuviesen esta batería viviríamos en un mundo más feliz la verdad.

 

En lo referente a la carga podemos decir que no está mal, usando el cargador oficial hemos cargado el terminal un 35% en media hora partiendo desde 0, en 40 minutos tendremos el 50% mientras que tardaremos cerca de dos hora y cuarto para tener el 100%. Teniendo en cuenta la buena duración que nos ha dado, media hora de carga nos da de sobra para acabar el día si lo enchufamos al mediodía.

 

Una cámara con buen desempeño, aunque con algún apuro de noche.

 

Uno de los aspectos que más nos preocupaba del terminal era la cámara, en muchos terminales de este tipo se suele dejar de lado este aspecto, sin embargo en este Action-X3 se ha mimado bastante. Durante el día podremos hacer unas tomas estupendas jugando con el enfoque además el software de cámara es como de usar y bastante intuitivo, en paneas unos minutillos los controlaremos a la perfección.

 

 

Es por la noche donde el terminal tiene apuros, vamos a ser sinceros, el terminal tiene dificultades para las tomas nocturnas aunque hay una opción que nos salva la papeleta muy bien y es tocando en los ajustes y ampliando el tiempo de exposición. Podemos modificarlos desde 1 segundo a 5 y en entornos oscuros consigue una iluminación considerable aunque deberemos tener el terminal quieto para no distorsionar la imagen. Si tenemos buen pulso y no tenemos prisa en sacar la toma es una opción muy buena para paisajes nocturnos. Al respecto decir que el flash es de un solo tono, por lo que se hace demasiado blanquecino y le falta un poco de brillo.En cuanto a la grabación tenemos la posibilidad de grabar en FullHD a 30fps, no tenemos estabilizador de ningún tipo pero tampoco contábamos con ello.

 

 

La cámara que se podía mejorar es la frontal, se queda algo corta si la comparamos con la trasera, además no tiene mucho ángulo por lo que si la comparamos con otros terminales del mismo precio se podría mejorar.

 

Conclusiones.

Estamos ante un terminal que ronda los 350 euros, pensado para aguantar de todo y con unos aspectos multimedia que cumplen. Sobretodo en el sonido y el brillo al usarlo en exteriores, cierto que su mínimo se podría mejorar pero es un pequeño pero que no desmerece a todo lo que nos aporta. Además la tranquilidad que tenemos al usarlo y el no tener que preocuparnos por que le puede pasar algo hace que nuestra relación con el smartphone sea más relajada y nos permite el ser más descuidados. Esto también se puede decir de la batería, si venís de un terminal con batería más justa como es mi caso os diré que es una tranquilidad suprema el usarlo sin preocupaciones de ningún tipo.

La cámara funciona bien, sobretodo de día aunque tenemos que saber que por la noche sufre más, aunque si somos hábiles con los ajustes podemos sacarle mucho partido, aunque por el momento si queremos sacar fotos más profesionales a paisajes tendremos que llevar una cámara de verdad ya que el terminal no es infalible.

Puede parecer que estamos siendo muy indulgentes con el terminal, pero sinceramente por algo menos de 350 euros tenemos un terminal que cumple de sobra con su propósito y que no deja de lado muchos aspectos que si descuidan otros terminales y eso es un verdadero triunfo. Obviamente tenemos que tener en cuenta la intención principal del terminal que es la resistencia, sin embargo es fácil olvidar para lo que está pensado cuando vemos como saca partido al multimedia o a la batería sobretodo.

 

Escrito por

Editor

Editor Jefe de AndroidTR. Gran aficionado a la tecnología, concretamente al mundo android, intentando expandir mis conocimientos y disfrutar de las ventajas de la era tecnológica.