¿Poder reparar nosotros mismos nuestro smartphone debería ser el futuro?

¿Poder reparar nosotros mismos nuestro smartphone debería ser el futuro?

2018-10-25T07:23:07+00:00

AndroidTR dispone de un sistema de lectura de entradas automático, pulsa "Reproducir" y alguien leerá por ti. Si no funciona o tienes alguna duda, pulsa aquí.

Hablamos acerca de las iniciativas de lucha contra la obsolescencia programada
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on RedditEmail this to someone

Mucho se habla acerca de reducir nuestro impacto en el medio ambiente así como la protección de los consumidores de las prácticas abusivas de las compañías. En el caso de la iniciativa de Motorola y iFixit puede que ambas intenciones vayan de la mano. Actualmente estamos viendo como muchas compañías intentan exprimir al máximo sus diseños con tamaños ridículos que estamos perdiendo la capacidad para poder reparar por nosotros mismos los productos o al menos la tolerancia de las compañías a recurrir a terceros para hacerlo.

 

Un negocio jugoso

 

Que las compañías intentan exprimir al máximo sus inversiones y que si pueden cobrarnos más lo harán es una constante. Es obvio que no interesa que un producto pueda ser reparado una vez que pasa el plazo de garantía obligatoria que debe ofrecer la compañía. El ejemplo más claro que me viene a la cabeza y que muchos podrán conocer es el de los Macbook. En generaciones anteriores, 4 o 5 años vista podíamos con un simple destornillador cambiar la memoria RAM de dicho ordenador o el disco duro por ejemplo, cosa que hoy en día ya no pasa con los nuevos modelos.

 

En los smartphones la cosa apunta en la misma dirección, los cuerpos unibody son más atractivos pero el poder retirar la tapa del terminal nos permitía algo tan sencillo como poder cambiar la batería de forma simple o poder acceder a los componentes del terminal sin tener en muchos casos que forzar la estructura del terminal. En iFixiti nos explican cómo reparar algunos terminales o bien un análisis de la reparabilidad de los mismos y en la mayoría de los casos es sorprendentemente baja.

 

 

Hace tiempo que las compañías no intentan esconder su intención de impedir que sus terminales o otras tecnologías sean fácilmente reparables ya sea con actualizaciones que pueden bloquear nuestro terminal o bien con el empleo de materiales más baratos y de peor calidad, aunque el caso más flagrante no actualizar nuestros terminales para forzarnos a cambiar. Que compremos otro terminal por un error de funcionamiento en el anterior es básicamente el sueño húmedo de estas compañías ya que hace tiempo que empieza a ser un peligro que los usuarios mantengan su terminal más de dos años. Básicamente a base de distintas técnicas las compañías se aseguran el crear una constante renovación de sus productos y suprimir la conservación de modelos anteriores.

 

¿Qué iniciativas hay para luchar contra la obsolescencia programada?

 

La última que hemos conocido es una pequeña sanción de los tribunales italianos a Apple y Samsung pero no es suficiente para incentivar a que las compañías cambien de filosofía ya que el beneficio que obtienen con sus políticas es mucho más lucrativo.

 

La Unión Europea lleva un tiempo centrada en la lucha contra la obsolescencia programada aunque de momento sólo contamos con unas cuantas ideas sobre la mesa pero de momento ninguna es obligatoria para la empresas. Entre las ideas encontramos un sistema de etiquetado para productos de fácil reparación o la que resulta quizás más potente que sería sancionar de una forma indirecta los productos que no busquen ofrecer formas de ser reparados con facilidad aunque esta medida es un rumor más que una intención real por las implicaciones que supone para el consumidor final. En 2014 el Comité Económico y Social realizó una serie de recomendaciones a las compañías tecnológicas pero es obvio que sólo con intenciones la situación no se va a solucionar.

 

Es inevitable que como consumidores recibamos el impacto de las políticas destinadas a nuestra protección, pero eso es algo inevitable ya que por muchas buenas intenciones de las diferentes organizaciones internacionales las compañías paliarán sus pérdidas con los usuarios.

 

Un pequeño rayo de esperanza

 

Me ha sorprendido mucho que Motorola haya decidido ayudar a sus usuarios a mantener sus terminales, para ello están colaborando con iFixit ofreciendo kits para poder cambiar las pantallas y las baterías de los terminales de generaciones anteriores. Es una medida a medias ya que la compañía todavía no tiene kits para sus terminales más nuevos pero bueno al menos cualquier intento es mejor que ninguno. Es un ruego que caerá en oídos sordos pero esperemos que más compañías se sumen al carro para ayudar a que podamos ser más eficientes y colaborar en el mantenimiento de nuestros terminales de forma sencilla.

 

Os dejamos el enlace de los diferentes kits que ofrece IFixit

Escrito por

Editor

Editor Jefe de AndroidTR. Gran aficionado a la tecnología, concretamente al mundo android, intentando expandir mis conocimientos y disfrutar de las ventajas de la era tecnológica.