DispositivosNoticiasOpinión

¿Por qué el reconocimiento facial del Samsung S10 es inseguro y por qué afecta a otros teléfonos?

¿Es realmente inseguro el reconocimiento facial del Samsung Galaxy S10?

Desde que Apple presento su sistema de reconocimiento facial, el Face ID, son muchos los fabricantes que han querido vender con sus dispositivos la posibilidad de reconocimiento facial. Lo que muchos no saben es que este reconocimiento facial en gran parte de los casos no tiene nada que ver con el Face ID de Apple y es fácilmente hackeable. En AndroidTR queremos enseñarte el motivo.

Algo más que software.

Lo que muchos fabricantes venden como “Reconocimiento facial” es en realidad una función que aparece en Android. El único requisito que tiene dicha función para ser implementada es la presencia de una cámara normal y corriente en el teléfono. Este requisito es el principal problema. Para que el reconocimiento facial sea realmente seguro es necesario acompañar esta cámara con algún hardware específico que aporte ese grado de seguridad, de lo contrario, podemos hackear este sistema de seguridad con una simple fotografía. Dicho hardware específico no está presente en el Samsung Galaxy S10 y por ello es tan fácil de “hackear”.

Publicidad

Un ejemplo del hardware necesario.

Aunque cada fabricante intenta aportar seguridad de una forma u otra al reconocimiento facial en el pasado MWC podemos encontrar un ejemplo. En concreto en el LG G8 ThinQ que dentro de sus especificaciones cuenta con una cámara “ToF”. La principal característica de dicho sensor es que le permite distinguir la profundidad, algo que LG usa para su sistema “Air Motion” con el que podemos interactuar con nuestro teléfono usando las manos, pero también puede ser usado para un reconocimiento facial más seguro, que no pueda ser saltado con una simple fotografía.

Si lo que quieres es seguridad usa otro sistema.

Si el principal problema del reconocimiento facial es que es posible hackearlo de una u otra forma en la mayor parte de los casos, la principal enseñanza que podemos extraer de ello es que si queremos guardar nuestra información de forma segura lo más fácil es usar otro sistema de seguridad. El reconocimiento facial, de hecho, a pesar de estar incluido desde versiones bastante antiguas de Android, no es una opción en todos los teléfonos ya que algunos fabricantes deciden quitarlo de las opciones de seguridad, algo que tendría que haber hecho Samsung en vista del revuelo causado con dicha función.

Etiquetas
Contenido relacionado

Cristian Do Carmo Rodríguez

Redactor, apasionado de los wearables y de todo lo que consuma electricidad en busca siempre de la noticia más interesante y original.

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar