Android

¿Qué cambios trae Android 8.1?

Cristian Do Carmo Rodríguez
27 de oct. de 2017
3 min de lectura
NexusPixel

ANUNCIO

Tienda Movil Spain Logo

Encuentra todo tipo de productos rebajados. Teléfonos 📱, tablets, patinetes eléctricos 🛴 y más ⌚ Unidades limitadas

Este San Valentín 💌, consigue 10€ de descuento con el código:

SV23

Android 8 es aún una utopía para muchos dispositivos, no obstante, ya tenemos que empezar a hablar de Android 8.1. Esta nueva versión se encuentra en versión de prueba para los dispositivos Nexus 5X y Nexus 6P, los dispositivos Pixel, tanto la primera generación como el Pixel 2 o el Pixel C. En AndroidTR queremos adelantarte los cambios que esta nueva versión de Android Oreo nos trae.

Tenemos que empezar diciendo que Android 8.1 no trae cambios demasiado radicales como si nos hemos encontrado en otras versiones. En este caso parece que lo que Google quiere lograr con esta versión es pulir ciertos detalles a la par que mejorar algunos aspectos de Android.

Con esta versión también aparecen funciones mencionadas en artículos anteriores en referencia al Pixel 2. Con Android 8.1, Google ha activado Visual Core, el co-procesador de la segunda generación de Pixel, y lo ha hecho accesible para los desarrolladores que trabajen en esta nueva versión de prueba de Android.

 

¿Qué cambios nos hemos encontrado?

Para empezar, tenemos que hablar de algunos cambios estéticos. En cuanto hemos instalado la imagen de Android 8.1, en nuestro caso en un Nexus 5X, nos hemos encontrado con una apariencia ligeramente distinta a Android Oreo 8.0. Es algo que podemos ver en la transparencia de la barra de notificaciones cuando la tenemos extendida, los menús de ajustes de Android o incluso en la barra inferior.

 

 

En este último caso, el de la barra inferior donde van los botones de “home”, “atrás” y “recientes”, nos encontramos con que, si no presionamos durante un cierto tiempo en ninguna de estas opciones, los botones parecen atenuarse. En el caso del Nexus 5X, al no disponer de pantalla OLED no es un cambio demasiado relevante pero, en el caso de los Google Pixel 2 XL y sus ya famosas quemaduras de pantalla, puede solucionar en cierta medida este problema.

 

Cambios en las notificaciones.

Otra de las cosas que han llamado nuestra atención es la relativa a la notificación “Aplicación ejecutándose en segundo plano”. Para quien no haya convivido con Android Oreo, se trata de una notificación que nos avisa desde el propio sistema de Android de que están siendo ejecutadas aplicaciones en segundo plano. Esta función intenta alertar al usuario de posibles consumos de batería no intencionales, no obstante, algunos usuarios se han tomado esta notificación como una molestia.

 

 

En Android 8.0, para eliminar esta aplicación es necesario instalar una aplicación de terceros. En Android 8.1 la cosa cambia y podremos modificar esta notificación sin nada más que los propios ajustes del sistema.

 

Preparándose para pantallas redondeadas.

Otro de los cambios curiosos, aún más si tenemos en cuenta que los Nexus 5X donde hemos probado Android 8.1 no tienen una pantalla redondeada, es el “padding” o margen que podemos ver en la barra de notificaciones en sus laterales. Es una medida razonable en terminales donde se intenta mantener un margen independientemente de la redondez de la propia pantalla, no obstante, en pantallas convencionales puede quedar algo raro.

 

 

Aun así, a esta función la podremos sacar partido puesto que, con alguna de las miles de aplicaciones disponibles en el Google Play para redondear las esquinas de nuestra pantalla añadiendo bordes negros, podremos fingir que nuestro cristal está redondeado. ¡No hay mal que por bien no venga!

 

Los toast cambian su color.

Los “toast” no son otra cosa que esa pequeña burbuja oscura con letras blancas que aparecía durante unos pocos segundos en algunas aplicaciones para darnos algún aviso. Forman parte de Android y es una forma de que las aplicaciones nos puedan hacer llegar avisos desde las primeras versiones de Android. Es algo que podemos ver, por ejemplo, cuando realizamos el proceso de pinchar varias veces en la información del sistema para habilitar las opciones de desarrollador.

Pues bien, hasta ahora esta burbuja era oscura, no obstante, para adaptarse más al tema y colores que Android presenta en Android Oreo, ahora estas burbujas pasarán a ser blancas con letras oscuras. No se trata de un cambio radical pero sí es cierto que ayuda a mantener un tema común en toda la experiencia de usuario.