AndroidAndroidTRDispositivosGoogleNoticias

Nueva función de Android Pie hace mucho más seguro confirmar cosas con tu teléfono

Que en Android existen amenazas para la seguridad es algo innegable. Como todo sistema operativo, existen puntos débiles que atacantes intentan usar para acceder a nuestra información. En el caso de Android, es especialmente escabroso que una aplicación que consiga acceder a permisos ROOT cuenta con mucho más control sobre lo que sucede en nuestro teléfono que cualquier antivirus que descarguemos en Google Play. Esta nueva API parece poner solución a este problema, ocultando lo que sucede.

Android Pie cuenta con una nueva API llamada Android Protected Confirmation. Su función no es otra que crear un sistema seguro para hacernos una pregunta importante, como por ejemplo confirmar una transacción cuantiosa en la aplicación bancaria que utilicemos.

Android Protected Confirmation hace uso de su propio diseño de pantalla para evitar que aplicaciones maliciosas que tengamos instaladas en nuestro dispositivo intenten engañarnos o incluso pulsen por nosotros. Como resultado podemos apreciar un diseño que nos recuerda al modo recovery, haciendo uso de los botones físicos de nuestro teléfono para realizar las acciones, no de botones en la pantalla.

Este complejo método que hace uso de firmas y claves entre aplicaciones sirve para más cosas que para el caso de una transferencia bancaria como por ejemplo para la autentificación en algún servicio con nuestros datos, evitando así el uso de SMS para la doble verificación que pueden ser capturados por aplicaciones maliciosas.

 

También con fines médicos.

Cuando uno piensa en los usos que tiene una interfaz verdaderamente protegida no es capaz de ver todos los momentos en los que algo así es necesario. Aunque nuestro dispositivo pueda parecer seguro, existen funciones para las que cualquier resquicio de inseguridad suponga un problema. Como ejemplo de este caso, Google plantea el control de insulina en pacientes con diabetes, algo que normalmente se haría con un dispositivo específicamente diseñado para tal fin pero que puede ser reemplazado por un dispositivo tan cotidiano como un teléfono móvil siempre que se cumplan ciertas características de seguridad.

 

 

No todos los teléfonos con Android Pie podrán hacerlo.

Esta confirmación protegida hace uso de cierto hardware de nuestro teléfono, de modo que no todos los teléfonos con Android Pie podrán hacer uso de dicha característica. Los primeros teléfonos en confirmar esta característica, como no podía ser de otra manera, son los nuevos Google Pixel 3 y Google Pixel 3 XL. Tendremos que esperar para ver qué otros fabricantes añaden esta opción a sus nuevos terminales.

 

Etiquetas
Contenido relacionado

Cristian Do Carmo Rodríguez

Redactor, apasionado de los wearables y de todo lo que consuma electricidad en busca siempre de la noticia más interesante y original.

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar